Emprendimiento social y storytelling

Ousman Umar es un joven de Ghana residente en Barcelona que ha sufrido en primera persona la cara más dura de la inmigración. Con tan sólo 9 años abandonó su puedo natal para convertirse en aprendiz de mecánico. En la ciudad pronto conoció historias de una Europa idealizada y decidió emprender un viaje hacia esta tierra prometida.

Pero no todo era como se había imaginado: cayó en manos de la mafia de tráfico de personas durante el viaje por el desierto de camino a Libia. En este país tuvo que pasar cinco años para reunir el dinero suficiente para atravesar en patera el camino que le separaba de Europa. Una vez allí, llega a Barcelona, donde tiene la suerte de ser acogido por una familia, lo que le permite tener acceso a trabajo y educación, llegando en 10 años de ser prácticamente analfabeto, a cursar actualmente estudios universitarios.

Ousman quiere evitar que los jóvenes de su país sufran lo que vivió él durante su periplo y por eso, este emprendedor social ha fundado la ONGD NASCO ICT que tiene como fin como fin crear una red de aulas de informática en escuelas rurales de Ghana, con la finalidad de familiarizar  a los niños con herramientas digitales y facilitarles así el acceso a la información.

La mayoría de los emprendedores sociales cuentan con una gran historia detrás que alimenta sus ganas de transformar la realidad. Quizá no todas sean tan impactantes como la de Ousman, pero sin duda, merece la pena conocerlas.

¿Te animas a compartir tu historias en el próximo taller sobre comunicación empresarial?

-Os dejo aquí el enlace a una entrevista de Ousman en televisión.-

Storytelling no es branding

Simon Sinek en su famosa charla TED “How great leaders inspire to action” decía que todas las organizaciones tienen que saber identificar cuál es su propósito, cuál es su porqué. Según él, solamente aquellas que lo sepan identificar y que comuniquen desde ese propósito (desde dentro hacia fuera), serán aquellas que se conviertan en líderes, serán aquellas a las que la gente quiera seguir y sentirse orgullosa de hacerlo.

Saber identificar qué está detrás de cada organización – qué motivó su creación, por qué se ofrecen los productos o servicios de una determinada manera y no de otra, y cuál es la filosofía que está detrás de todo ello – es clave para vertebrar una verdadera estrategia de marketing y comunicación que conecte con la audiencia. Y precisamente eso, conectar con el público, es lo que está detrás de la utilización de las técnicas de storytelling.

Muchas veces el storytelling se confunde con el branding de una empresa o con su propia historia. El storytelling es una técnica que consiste en el arte de contar historias relacionadas con la empresa, generando una conexión emocional con la audiencia. Así, el storytelling no forma parte de la identidad de una empresa, pero su uso va a ayudar a su definición y transmisión. Va a permitir que se humanice la organización y que se generen vínculos con los seguidores, al narrar historias fácilmente recordables, donde los protagonistas son las personas y no la marca.

Se trata de una herramienta en boca de todos y que vemos en anuncios publicitarios, en blogs corporativos, en redes sociales, en presentaciones públicas, en el packaging de los productos,… Las posibilidades son infinitas y hacerlo bien, no confundiéndolo con otros conceptos con finalidades diferentes, es clave para que se hable de tu organización y se transmita de forma correcta tu leitmotiv.