Sobre Malala y su liderazgo

Hace unos meses he comenzado un curso sobre “Liderazgo e innovación social”. En uno de los módulos se nos pidió a los alumnos que pensáramos en líderes que nos inspiraran. Automáticamente pensé en Malala Yousafzai, porque desde que conocí su historia me considero una fiel seguidora de esta activista.

¿Qué es lo realmente interesante del liderazgo de Malala? Cuenta con los atributos básicos de un buen líder, como son:

  • Causa: su leitmotiv es la lucha por la educación de las niñas, algo por lo que lleva trabajando desde incluso antes de empezar a los 11 años un blog en la BBC.
  • Historia: esta lucha, desde su región natal de Swat en Pakistán, la llevó a sufrir el primer atentado que los talibanes ejercían sobre una niña. Ataque que casi le vale la vida, pero que le hizo reafirmarse en su lucha y convertirse en portavoz de su propio movimiento.
  • Reconocimiento: ha sido la galardonada con el Premio Nobel de la Paz más joven de la historia.

Pero además, dicen que un buen líder es aquel que sabe rodearse de gente competente, de buenos seguidores que trabajan firmemente por su ideal. Malala ha tenido la suerte de contar con el compromiso de su padre, quien la empujó en su lucha desde que era pequeña. Fundador de una escuela en la que apostó por la educación de las niñas, Ziauddin Yousafzai, el padre de Malala, es además cofundador de la Fundación Malala, que tiene como fin promover la educación de las niñas en todo el mundo, a través de diferentes programas.

Si el liderazgo es la capacidad para inspirar a otras personas a la acción, el poder que guardan las palabras de Malala en su libro, en sus discursos, en su fundación y en su propia historia, ejercerá un gran cambio en la vida de muchas niñas de todo el planeta para empoderarlas y hacerlas agentes de cambio de sus propias realidades.